Dra. Marisa Tobio

Peeling

El peeling es un tratamiento indicado para mejorar la apariencia de la piel. Consiste en la aplicación de un producto químico o una acción mecánica  para exfoliar y desprender las células viejas y dañadas que son reemplazadas por una nueva piel regenerada, lisa y suave, con menos marcas y arrugas. 

Puede ser químico o mecánico (Microdermoabarsión con puntas de diamantes) .
El peeling puede ser superficial, medio o profundo, dependiendo del tipo de piel y del problema a corregir.
La exfoliación química de la piel se indica para lograr cambios en la textura de la piel, tratar manchas, arrugas finas, poros dilatados, y cicatrices. 

Los peelings químicos pueden ser utilizados en las arrugas ocasionadas por el sol y el paso de los años. 
En estos casos se obtienen muy buenos resultados con Ácido Retinoico en crema o solución en concentraciones que van del 3 al 5 %.
Estos peelings son útiles para mejorar arrugas superficiales y modificar el aspecto mate u opaco de la piel. 
Los peelings también son útiles para mejorar el exceso de grasitud (seborrea) y poros dilatados, así como ciertos tipos de acné. En estos casos son útiles los peelings con ác. saicílico y ác. pirúvico. 

Para tratar las marcas y cicatrices ocasionadas por el acné pueden indicarse peeling con tricloroacético, siempre teniendo en cuenta el tipo de piel. Suelen combinarse con rellenos de las cicatrices y microdermoabrasiones. 

Es importante destacar que para aumentar la efectividad del peeling, en ocasiones, se realiza previamente una microdermoabrasión con punta de diamantes , el (“Microdermopeel”).

Los nuevos agentes utilizados para realizar peelings y las nuevas combinaciones de técnica permiten maximizar los resultados y minimizar los efectos adversos. 
Consideramos fundamental que tu médico te explique detalladamente cuáles son los cambios que van a obtenerse en tu piel con los peelings, así como las pautas a tener en cuenta pre y post procedimiento

Solicita más información